Un bailarín venido de África

1984NBADraft-500x362Original de Lagos (Nigeria), donde el baloncesto no era un deporte muy conocido, por no decir que no lo era, este gigante de 2,13 m que decidió con 15 años dejar atrás su país, su familia y sus costumbres por ir a Estados Unidos a probar suerte en esto del basket. Todo empezó cuando, con esta edad, e inspirado por un amigo que, al ver sus cualidades físicas (que por entonces no su calidad) le incitó a que participara en un torneo en Sokoto donde captaría la atención de uno de los ojeadores de la universidad de Houston, que esperó 2 años hasta poder llevárselo a Tejas, había visto algo en aquel chaval espigado y torpe, un trozo de carbón que, años mas tarde puliría convirtiéndolo en el pivot mas elegante y fino que jamás a jugado a esto. Akeem (Nombre que por entonces tenía en Nigeria y que cambiaría poco después de iniciar su carrera en la Liga) debuta en 1982-1983 con los “Cougars”, donde formó la sociedad llamada “Phi Slamma Jamma” con otro ilustre de nuestra Liga, el escolta Clyde Drexler. No tuvo mucha suerte el bueno de Akeem durante su periplo de dos temporadas en la universidad, donde llegó los 2 años a la final, pero con un sabor amargo ya que perdió ambas finales, la primera contra North Carolina State en el 83 y en su segundo año, ya sin Drexler formando parte del equipo, contra Georgetown. Todos estos batacazos no mermaron las posibilidades de Olajuwon, que en 1984 se declaró elegible para el Draft de la NBA, del que fue elegido numero uno por delante de leyendas de la liga (este es el draft de Michael Jordan).

nba_a_olajuwon1_580

En la temporada 1993/1994, coincidiendo con la primera retirada de MJ, Houston firmó el mejor record de su historia (58-24), todo pintaba bien para los “The Dream”, que no iba a permitir que la mala fortuna se volviese a cruzar por cuarta vez en su carrera, aunque la cosa empezó bastante mal en las finales de la NBA, donde se midió al por entonces otro gran pivot de la liga, Patrick Ewing. Houston empieza ganando la serie pero los Knicks de la mano de Ewing y Starks consiguen dar la vuelta a la eliminatoria, llegando al sexto partido 3-2, parecía que la historia se repetiría, pero Hakeem dijo basta, venía de ser MVP y no iba a permitir otro chasco mas, el resultado, Houston gana los 2 partidos y se corona campeón, con Olajuwon como MVP de las finales. Repetiría título el nigeriano al año siguiente, Houston se refuerza con el traspaso de Clyde Drexler, que volvía a Tejas a rememorar los buenos tiempos de “Phi Slamma Jamma” junto a su colega, el resultado fue un “Back 2 Back” en 1995 donde no dieron opción a unos tiernos Orlando Magic de un Shaquille O’Neal que empezaba a dominar seriamente la Liga, 4-0 y segundo título, Olajuwon volvía a ser MVP de las Finales y se hacía un hueco entre los hombres grandes legendarios de la Liga.

olajuwon_drexler_crop_340x234A todos estos logros logró sumarle una medalla de oro olímpica en 1996. Un pivot muy elegante que se caracterizaba por sus bailes en la zona, donde amago tras amago volvía locos a sus defensores. Lamentablemente esos 2 años fueron los únicos en los que fue campeón, las lesiones, las bajas del equipo y otros factores lastraron poco a poco el rendimiento de los Rockets en las temporadas posteriores. Hakeem deja la franquicia en el año 2001 rumbo a Toronto, en la que sería su última temporada como profesional. Nos dejaba uno de los mejores pivots de la historia, que obviamente fue incluido en el Hall of Fame, a parte de ser elegido uno de los 50 mejores de la Historia. Un pivot de los de antes, grande y fuerte, pero con un talento que nos hizo disfrutar durante mucho tiempo, en el que todos soñábamos despiertos viéndole jugar.

TAGS: , , ,
Un bailarín venido de África
Amante y ex-jugador de este deporte, siguiendo desde hace más de 10 años la actualidad de la NBA, intentará atraer a nuevos seguidores a esta Liga y enganchar aún más a los que ya lo son.

Sin Comentarios



Tu puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja tu Comentario