The Big Ticket

act_kevin_garnett[1]Puede que este año se haya notado mas que nunca la bajada en su rendimiento, que no mete los tiros que antes entraban sin parar y que ya no coja 14 rebotes por noche, también es posible que estemos disfrutando de sus últimos partidos en la NBA. Lo que nadie nunca podrá reprocharle a nuestro homenajeado es no haberse dejado la piel en todos y cada uno de los equipos en los que ha militado, y es que si tuviesemos que definir a Kevin Garnett dentro de una cancha de baloncesto con tres palabras, estas seguro que serían: Intensidad, Talento y CORAZÓN. Si hay algo por lo que se define uno de los mejores “Power Fowards” de todos los tiempos es porque se deja la piel cada vez que salta a la pista, nunca le veras con gestos de pasimonia, te lo encontrarás arengando a un compañero, animando y mandando en defensa, ese es su habitat, a KG no le gustan los vagos.

Garnettrookie_originalEste espigado jugador siempre destacó en el baloncesto de instituto de Carolina del Sur (Nombrado Mr Basketball en 1994), en su última temporada decidió por motivos raciales – había sido detenido ese verano y acusado de un crimen que no cometió sólo por ser negro – trasladarse a Illiniois donde terminaría su etapa de instituto, donde repitió galardones (Mr Basketball y jugador de instituto del año), con unos promedios de 25,2 puntos y 17,9 rebotes por partido. Claro está que con esta carta de presentación acaparó las miradas de la mayoría de universidades del país, pero ese no era su rollo, no, él se veia preparado para fajarse con los mayores y en 1995 se declaró elegible para el Draft sin haber pasado por la Univeridad, Garnett es elegido en la posición número 5 por Minnesota Timberwolves, franquicia en plena reconstrucción, con un equipo de los peores y un promedio de asistencia de los mas bajos de la Liga, todo iba a cambiar.

En su primera temporada profesional, con 19 años Garnett deslumbra desde su primer partido, con una altura propia de un Pivot (2,11 m) pero jugando de “cuatro” su cuerpo delgado y fibroso que le concedía una ventaja frente a los “Power Fowards” mas pesados que él, a los que superaba en velocidad y capacidades atléticas. En su primera temporada en Minnesota logra unos aceptables 10,4 puntos y 6,7 rebotes por partido, lo que le vale para entrar en el segundo mejor quinteto de Rookies de la Liga y en el plano de equipo los Wolves firman un pobre récord de 26-56 y ni que decir tiene, no lograron un puesto entre los 8 mejores del Oeste. La temporada siguiente, tras el traspaso que tuvo lugar la noche del Draft en el que Minnesota cambió a Ray Allen (número 5) por Stephon Marbury (número 4), Garnett multiplica su rendimiento y consigue, en su año sophomore, aumentar exponencialmente su rendimiento, pasando de 10,4 a 17 puntos y de 6,7 a 8 rebotes por partido y participó en su primer All Star Game. Todo esto sumado a las aportaciones del talentoso base de Georgia Tech da con los Timberwolves en Playoff con un récord de 40-42, de donde fueron apeados a las primeras de cambio por los Rockets de Hakeem Olajuwon, 3-0 y a casa, pero algo había empezado a cambiar en Minneapolis, cuya afluencia al pabellon aumentó considerablemente desde que KG entró a formar parte de la plantilla, de ahí el apodo de “The Big Ticket”, ya que él solo llenaba el Target Center.

Cassell_KG_SprewellLos años posteriores no fueron mas que la confirmación de que Garnett se había convertido en una superestrella de la Liga, dato relevante de ello es el contratazo que firmó (126 millones de dólares por 6 temporadas) líder indiscutible de su equipo, se ocupo de asumir el papel de tirar del carro de los Wolves en momentos difíciles, era en esa faceta de liderazgo donde realmente destacaba KG, muy por encima de dentro de la cancha, donde también era “Top”, él era el general de un equipo que poco a poco fue convirtiéndose en un asiduo de la Post-temporada, los “Lobos” llegaban a playoffs pero no eran capaces de llegar lejos. Todo esto va, poco a poco, colmando la paciencia de un Garnett con ansias de título, hasta que el verano de 2003 se plantó en las oficinas de su club y amenazó con pedir el traspaso si no se le proveía de un equipo competitivo. Dicho y hecho, Minnesota se mueve casi mas que nadie el verano de 2003 y logra amontonar junto a Garnett un grupo de jugadores veteranos pero efectivo. Al Power Foward se le unirían el base Sam Cassell, el escolta Latrell “Melodía de Seducción” Sprewell y el pívot número 1 del Draft de 1998, Michael Olowokandi. El curso 2003/2004 es el mejor en la carrera de Garnett, con 24,2 puntos y 13.9 rebotes y con un equipo capaz de luchar por el anillo, Garnett es elegido por primera y única vez en su carrera MVP de la temporada regular, llevando a los wolves al mejor récord del Oeste. Esos Playoffs sería lo mas cerca que estaría KG del anillo en los Wolves, que tras unas semis durísimas contra los Kings caerían en la final contra los Lakers del primer “Fab 4” en 6 partidos.

Las temporadas venideras supusieron decepción tras decepción para KG, las salidas de Sprewell y Cassell hundieron a un equipo que ya no se conformaba con llegar a Postemporada, Garnett quería mas, quería un anillo y vio que en Minnesota no iba a ganarlo, esta y otras razones personales (todos sabemos como las gasta KG) propiciaron que acabase forzando su traspaso a los Celtics, donde con 32 años formó el “Big 3” de los Celtics junto a Ray Allen y Paul Pierce. El éxito no se hizo esperar, llevados en volandas por sus 3 superestrellas, a lo que se va a sumar esa temporada la explosión de un base pequeño y pasador llamado Rajon Rondo y la dirección de Glenn Doc Rivers, los Celtics llegan a la final donde se reeditaría una de las finales clásicas de la historia de la Liga, esperaban los Lakers, que también se habían reforzado de lo lindo con Pau Gasol y Kobe Bryant en su mejor momento, pero no dieron opciones los “Orgullosos Verdes”, los Celtics ganan esa final con autoridad pese a lo que reflejo el total de la serie (4-2). Garnett había conseguido el anillo por fin, aunque sufriría en sus carnes el amargo sabor de la venganza por parte del mismo rival 2 temporadas mas tarde, esta vez en una final mucho mas agónica que se decantó del lado de los Angelinos en siete partidos.

1213765144_0659Los siguientes años, con la edad acechando mas de lo normal, el rendimiento de Garnett en temporada regular disminuyó paulatinamente, todo lo contrario que en Playoffs, donde sacaba ese gen ganador que sólo los elegidos poseen y se echaba a su equipo a la espalda. No volverían a la final unos Celtics en los que la edad ya hacía demasiada mella, en 2011 caen claramente con Miami por 4-1, volviendo a enfrentarse a ellos la temporada siguiente (Lockout) en la Final del Este, donde vimos una de las series mas apasionantes de los últimos años. KG y los Celtics no dieron su brazo a torcer y a punto estuvieron de dar la campanada si no fuese porque a esas alturas LeBron James ya era el amo y señor de la Liga. La pasada temporada entre salidas traumáticas como la de Ray Allen a Miami, al que Garnett no dirige la palabra desde entonces, las lesiones de Rondo y la edad dan con los Celtics fuera de Playoffs a las primeras de cambio y con Garnett siendo traspasado a los Nets junto a Pierce y Terry, empezando una reconstrucción mas que necesaria en Boston.

Puede que ahora no esté en su mejor momento, que no sea el de siempre, pero aquí rendimos homenaje a un jugador que además de talento aportaba tambien esos “intangibles” que tanto gustan a los entrenadores, un jugador al que nunca podrá reprochársele el no haberlo dado todo y mas durante los 48 minutos de cada partido que jugó.

Kevin Garnett

 

TAGS: , , , , , ,
The Big Ticket
Amante y ex-jugador de este deporte, siguiendo desde hace más de 10 años la actualidad de la NBA, intentará atraer a nuevos seguidores a esta Liga y enganchar aún más a los que ya lo son.

1 Comentario

  1. brand dice:

    Pues es un fabuloso articulo. Hasta otra.

Deja tu Comentario