Porque ser Nº1 del Draft no es igual a Éxito

nba-draft-3Todos los años el mismo cantar, las mismas conjeturas, las mismas especulaciones, casi todas en torno a la promoción de jóvenes talentos que ese verano darán el salto a esa jungla salvaje que es la NBA. Las previsiones y la posición en el Draft pueden marcar de por vida a unos jugadores que nunca en su vida han soportado tanta presión. Normalmente cuando eres el número uno de tu promoción se asocia al éxito anterior, porque has sido una estrella en la universidad y en la NBA no vas a hacer mas que confirmar las buenas sensaciones que inspirabas en los scouters de los “Lottery Picks” cuando iban a verte a tu pabellón contra la universidad de turno. Pero esto no siempre es así, en ocasiones ser el primero de la clase es una cruz enorme que por varias razones (lesiones, mentalidad, madurez,…) que acaba lastrándote y limitando un rendimiento que acaba siendo muy inferior al que se esperaba de ti. En la historia de la Liga hay muchos ejemplos de “Talentos perdidos” tras haber pronunciado su nombre David Stern el primero de la lista, este es, en mi opinión, el top 3 de los peores números uno de los últimos 15 años:

michael-olowokandi_124060-Michael Olowokandi: El llamado “gran talento africano del Siglo XXI” llegó a la Liga como número uno del Draft de 1998, muy por delante de nombres como Vince Carter, Paul Pierce, Antawn Jamison o Dirk Nowitzky entre otros, los Clippers eligieron a este pivot de 2,13 pensando en que estaban eligiendo a uno de los jugadores mas dominantes de los próximos años, nada mas lejos de la realidad, tras un paso muy gris en “el hermano pobre” de LA, con unos promedios mucho mas bajos de lo que se espera para un número uno (8,4 puntos y 6,3 rebotes) nunca llego a demostrar el porqué de su elección y tras seis campañas en las que no logró sacar a los Clippers de lo mas profundo del Oeste, en 2004 formó parte del mejor equipo de los Wolves de los últimos años, en los que su aportación tambien fue muy discreta, aunque esta vez se vio favorecido por estar entre tanta estrella y la gente no se fijaba tanto en el. Finalmente en 2005 fue traspasado a los Celtics, donde sólo jugó una temporada hasta su retirada en 2006. Considerado uno de los mayores “pufos” de la historia, razón no les falta a sus detractores viendo la gente que fue seleccionada por detrás de él.

oden-Greg Oden: El “Gigante Maldito” que dominó en Ohio State y que llegaba con el cartel de ser “como Shaq, pero en rápido” fue otro de los grandes fiascos de las primeras elecciones del sorteo universitario, sus maltrechas rodillas no le permitieron jugar una temporada seguida con los Blazers, que sufrían un “dejá vu” con lo que les habia pasado en 1984 con Sam Bowie (el fue número 2, pero es que el 3 fue Jordan) no pudieron disfrutar de la calidad que atesoraba este chico de Akron llamado a dominar la liga si no fuese por sus rodillas de cristal. 7 años, una retirada y una vuelta a los entrenamientos mas tarde, parece que Miami ha querido confiar en este joven que asegura mantener el talento por el que un día apostaron los Blazers, espero de todo corazón que no se equivoquen, aunque a los Heat se les da bien eso de recuperas rondas altas de Draft, sino que se lo pregunten a Michael Beasley…

bennett_asthma_apnea-Anthony Bennet: No nos tenemos que ir muy lejos en el tiempo para encontrar a la última “cagada” de un General Manager la noche del Draft. Hace no mucho los Cleveland Cavaliers elegían (Mike Brown tuvo muchísimo que ver en esta decisión) en primer lugar del Draft al jugador canadiense de la UNLV, que había mostrado muy buenas maneras pero al que una última lesión había dejado lastrado y pasado de peso para empezar la temporada. Y es que parece que un tuerto ha mirado al pobre Anthony, que ha pasado de ser la sorpresa del Draft (Nadie le daba esa misma noche un puesto mayor que el 8) a ser una de las mayores decepciones del sorteo universitario de los últimos 5 años, a saber los últimos 5 números uno (Rose, Griffin, Wall, Irving y Davis) son estrellas o van a serlo en un periodo no muy largo de tiempo. Tal es la maldición que el bueno de Bennett tardó nada mas y nada menos que 4 partidos (con una media de 20 minutos por noche) en meter su primera canasta como profesional, a partir de ahi todo ha ido de bruces para el canadiense, al que su pobre rendimiento le ha condenado a lo mas profundo del banquillo “Cav”.

Esperemos que estos dos últimos jugadores acaben demostrando el porqué de su elección. Nunca gusta ver como grandes promesas se quedan en el camino teniendo la predisposición y la actitud (el que no ha querido triunfar en la Liga nunca lo ha hecho) para destacar en la mejor liga del mundo.

¿Que pensáis vosotros? ¿Cual es el peor de este “Top 3”? ¿Os vienen otros a la cabeza? Dejad vuestro comentario!!!

Porque ser Nº1 del Draft no es igual a Éxito
Amante y ex-jugador de este deporte, siguiendo desde hace más de 10 años la actualidad de la NBA, intentará atraer a nuevos seguidores a esta Liga y enganchar aún más a los que ya lo son.

Sin Comentarios



Tu puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja tu Comentario