LeBron, de Big 3 en Big 3

wigginsHace poco mas de una semana nos enterábamos de que LeBron James contaría en su vuelta a Cleveland con un equipo de ensueño. Aunque es cierto que hasta el día 23 -cuando hará un mes desde que Andrew Wiggins firmó por los de Ohio y puede ser traspasado- no será oficial la llegada a los Cavaliers de Kevin Love, lo cierto es que, si nos paramos a mirar detenidamente, desde que salió de Cleveland en 2010, James ha contado siempre con auténticos equipazos, que lógicamente hacen mucho mas fácil, rápido y llevadero el asalto al anillo.

Abordo este tema porque, en cuanto se supo que LeBron volvía a la que ha sido su casa durante 7 temporadas alegando que le debía un título a su tierra natal y que volvía siendo mejor jugador, todos esperábamos que pudiese probar que realmente no le hace falta estar rodeado de estrellas para conseguir el anillo. Aunque si es verdad que cuando estuvo en Miami ni Wade ni Bosh rindieron a su nivel todo el tiempo que se esperaba y “King” James tuvo que tirar del carro en varias ocasiones, también es cierto que compartir cancha con estrellas, estén o no en su mejor nivel facilita mucho las cosas a la hora de la verdad.

big threeY en esto que nos plantamos en el verano de este año, con LeBron volviendo a casa a un equipo joven y con poca experiencia, con muchos jugadores de futuro (Wiggins, Waiters…) y algunos que ya forman parte de la élite de la liga como Kyrie Irving. Parece que todo esto no ha sido suficiente para un James que empieza a dar señas de que si no está rodeado de los mejores en cada momento (Se ha ido de los Heat porque Wade y Bosh no dan para mas principalmente), poco puede hacer, como le pasó en 2007, cuando él sólo llevó a los Cavs a su única final hasta la fecha, donde fueron barridos (4-0) por los San Antonio Spurs.

Todo esto invita a dudar sobre la capacidad de liderazgo y seguridad en sus actuales compañeros del mejor jugador de baloncesto del planeta, que adquiere una apariencia de “interesado”, de que si no está con los mejores no puede ganar, de ahí que no haya dudado en pedir a Love a cambio de lo que sea, en este caso, el segundo mayor proyecto de futuro que es Wiggins (el primero es Parker, que es mejor). Todos estos movimientos está claro que benefician a Cleveland, que contará, si la NBA no veta el traspaso por firma ilegal de contratos por parte de Love, con un plantel de lujo para ganar las próximas temporadas (ahora mismo, salvo Spurs no existen contrincantes realmente contrastados que puedan competir a priori con ellos) pero no ayuda nada a un James al que parece que para ganar tienen que dárselo todo masticadito.

Creo que Cleveland acierta en el traspaso a medias, está claro que es la mejor opción para ganar pero no han tenido en cuenta una posible explosión de Wiggins, algo que se antoja mas que probable dado el bombo que se le ha dado al de Kansas y el nivel que ha exhibido en las primeras Ligas de Verano, aunque también es verdad que la irrupción de James en el equipo frena totalmente la posible progresión del último “First Pick” del Draft.

En definitiva, si los Cavs ganan los próximos anillos empezando desde ya, todo el mundo olvidará que James siempre necesita a los mejores a su lado, mientras que si este proyecto se va al garete, los haters del “23” se ensañarán a su antojo con el, achacándole que ni teniendo al mejor “Power Foward” del momento y al mejor base anotador en edades ideales para el asalto al anillo puede conseguir su objetivo. Mi opinión en esto es que si eres el mejor y tienes un escudero de lujo en Irving, no necesitas nada mas para triunfar.

Qué pensáis vosotros?? Dejad vuestro comentario!! Saludos!!

TAGS: , , , , , ,
LeBron, de Big 3 en Big 3
Amante y ex-jugador de este deporte, siguiendo desde hace más de 10 años la actualidad de la NBA, intentará atraer a nuevos seguidores a esta Liga y enganchar aún más a los que ya lo son.

Sin Comentarios



Tu puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja tu Comentario