Las Notas del All Star

Ya ha pasado la fiesta de las Estrellas en Nueva Orleans y es tiempo de hacer bagage, poner notas a un All Star distinto, nuevo e innovador. Está claro que a la hora de definir que ha estado y que no ha estado mejor para gustos los colores, pero creo que de verdad casi todo el mundo coincidirá en que en este tipo de eventos, a los que la gente ya está acostumbrada a un formato determinado, la creencia “Mas vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer” cobra una importancia notable y que “lo que funciona, aunque ya no sea igual de bueno como antes, no se toca”

En esto me vengo a referir a lo que ya he mencionado en varios posts anteriores, que han copado la mayoría de últimas lineas que he escrito. En primer lugar, el desafío de tiros por equipos con viejas glorias y jugadoras de la WNBA el cual debo decir que no ha estado ni mejor ni peor, es un concurso que cumple su función de telonero (junto al concurso de habilidades) de las dos grandes atracciones del sábado, que son los Triples y los Mates, por eso no voy a entrar en si ha estado mejor ni peor ya ambos (mas el de tiro) han sido competiciones que están ahí porque tienen que estar, aunque en los últimos años el Concurso de Habilidades haya ido tomando importancia y cada vez sean mas los jugadores que quieren participar.

El principal fallo ha sido dividir a los jugadores por Conferencias, cuando haces eso te cargas todo tipo de competencia individual que pueda haber entre los jugadores que van, en todos los Concursos, aunque algunos estén de capa caída desde hace ya varias temporadas – Mucho tiempo llevamos sin ver un Concurso de Triples y de Mates “decentes” -. Con esto lo único que se consigue es que los jugadores se relajen y no lo den todo. Otra cosa que no me ha gustado ha sido el carro nuevo de “Money Balls”(1) que se ha instaurado en los Triples en aras de que las puntuaciones conseguidas en pasados años no sean tan lamentables, que tiempos aquellos cuando Stojackovic o Larry Bird establecían puntuaciones estratosféricas.

Pero no todo es culpa de la organización, la culpa también es de los jugadores, a los que ya no motiva tanto formar parte de este “Show”, si antes los concursos tenían tanto éxito era porque los mejores eran los que participaban, eso dejó de ser así desde hace tiempo, ya que los jugadores mas espectaculares suelen jugar en equipos aspirantes al título y la posibilidad, por remota que sea de lesionarse en un evento de este calibre les echa bastante para atrás. Ahí debería entrar la NBA, ofreciendo algún tipo de incentivo a estos jugadores, que en definitiva son los que la gente quiere ver, para que tomen parte en los concursos. Idéntico caso es el del Partido del Domingo, que cada vez se parece mas al del viernes, hay que hacer algo para que se retome la competitividad de no hace mucho (ver video de los últimos 2 minutos del All Star de Washington 2001).

En definitiva, los cambios, como suelo decir no son siempre buenos y a veces no hay que tocar algo que lleva toda la vida siendo así. La NBA es famosa por rectificar ante fallos cometidos (véase el caso del nuevo balón) y creo que no debería tardar en hacerse eco del “fracaso” en la nueva disposición del All Star (en especial la noche del Sábado). Por todo lo demás, un All Star en la línea de los anteriores, ni fu ni fa. Saludos.

Las Notas del All Star
Amante y ex-jugador de este deporte, siguiendo desde hace más de 10 años la actualidad de la NBA, intentará atraer a nuevos seguidores a esta Liga y enganchar aún más a los que ya lo son.

Sin Comentarios



Tu puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja tu Comentario