El Gran Atraco

Dicen que el dinero trae la felicidad, y eso en la NBA se traduce en mejores contratos para poder retener a tus estrellas o, en caso de que no tengas, te concede margen de maniobra para poder pescar una ballena en el Mercado de Agentes Libres. El contrato televisivo que entra en vigor en la NBA a partir de la próxima temporada reportará a la NBA 24.000 millones de dólares en los próximos 10 años, lo que se traduce en un aumento del límite salarial en unos 26 millones de dólares anuales, es decir, de los 63 de esta última temporada se pasará a 89 durante la próxima década. Está claro que los grandes beneficiarios de esta subida serán los Pesos Pesados de la Liga, quienes podrán optar a contratos mucho mas lucrativos en un futuro, sin embargo, y como es normal, todo el mundo quiere sacar tajada del nuevo pastel que le han puesto en la boca a la Liga, y eso atañe a algunos jugadores que, lejos de merecer un aumento de sueldo, cuando las franquicias llaman a su puerta, les reciben con la bolsa con el símbolo del dolar.

El caso mas reciente es el de Timoféi Mozgov, quien acaba de fichar por los Lakers por ¡¡¡¡¡64 Millones en 4 años!!!!!. A quienes no conozcan a este pívot ruso diremos simplemente que no llegaría a formar parte ni de la “gloriosa clase media” de la NBA, el ruso es un jugador que, lejos de poseer el mejor y mas amplio repertorio de recursos ofensivos de los centers de la liga, intenta compensarlo con centímetros, kilos y defensa. Pero señores propietarios, se que los hombres altos están muy demandados en la liga, pero pagarle ese dineral a un jugador que viene de promediar  6.8 puntos y 4.4 rebotes, aunque bueno… Son los Lakers, Kupchak amigo, te estás cubriendo de gloria.

Pero debemos pararnos a pensar en las consecuencias que puede tener esto mas allá de los Lakers, es decir, en toda la liga. Lo que se consigue pagando estas cantidades a jugadores que ni mucho menos las merecen es que jugadores de corte similar piensen “Coño, si a este se lo han pagado y es un paquete, a mi también”. La burbuja salarial de la NBA se está inflando muy rápido y no tardará en estallar, desembocando en una consecuencia lógica, que no es otra que los equipos, ante la imposibilidad de fichar a estrellas  porque no hay muchas, acaben firmando contratos de estrella a jugadores que hace 3 años no podían ni soñar con estas condiciones, lo que a la larga acabará con la competitividad de la Liga.

La subida del límite salarial debería ser beneficiosa para los equipos, siempre y cuando estos sepan que hacer con la pasta, y ya hemos visto que los Lakers no saben, pero ojo, no serán los únicos. Como se suele decir en otras ocasiones “Que comiencen los Juegos del Hambre”.

TAGS: , ,
El Gran Atraco
Amante y ex-jugador de este deporte, siguiendo desde hace más de 10 años la actualidad de la NBA, intentará atraer a nuevos seguidores a esta Liga y enganchar aún más a los que ya lo son.

Sin Comentarios



Tu puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja tu Comentario