Batacazo, si. Pero Gracias.

Confieso que me he levantado esta mañana y aún me costaba creer que la mejor generación de baloncesto y probablemente el mejor equipo español jamás armado hubiesen firmado el partido que vimos todos ayer. De todas las valoraciones posibles que pueden hacerse de lo sucedido ayer en el Palacio de los Deportes entre las 22.00 y las 00.00 de la noche sólo se puede sacar una en claro, y no es otra que fracaso.

diawQuizás un exceso de confianza visto el partido de la primera ronda, en el que pasamos por encima a los vecinos de arriba (88-64), el pensamiento de que estaba todo hecho y llegar a la final iba a ser un camino de rosas acabó siendo una quimera que cegó a los nuestros en lo que se refiere a mirar al aro. Y es que ayer no metíamos ni miedo (1/11 de en triples al descanso, 2/22 al término del choque). El seleccionador francés, que sabía perfectamente que a intercambio de golpes a este equipo sólo le puede ganar USA, planteó un partido lento, con posesiones largas, poco ritmo y una defensa agobiante que forzaba una y otra vez malos tiros de los españoles. Francia salió con ese plan y se aferró a el como el que se agarra a un clavo ardiendo, y vaya si les funcionó… 8-0 en los primeros tres minutos de juego con un Boris Diaw iluminado (2 triples nada mas empezar), a lo que había que sumar la pájara monumental de los de Orenga, que se estrellaban una y otra vez contra el muro francés. No fue hasta los instantes finales del primer cuarto cuando se vio una tímida reacción de España liderada por los de siempre, un Pau tocado y un Juan Carlos Navarro que con muy pero que muy poquito mantenían a la selección en la pomada. El segundo acto siguió la tónica del primero, España no se encontraba a si misma en ataque y tuvo que aplicarse en defensa para seguir a flote, los franceses, a lo suyo, vísteme despacio que tengo prisa, acertando mas que nosotros en ataque y reboteando mucho mejor en general (19-44), el resultado no fue otro que 35-28 al descanso y la sensación de que todo iba mal.

la bombaEspaña sólo fue España a la vuelta de los vestuarios, contagiados por la agresividad defensiva de Llull los de Orenga se pusieron las pilas, bajaron el culo y empezaron a meter puntos, esta reacción les llevó a ponerse tímidamente por delante, pero las sensaciones no eran buenas, España daba muestras de agotamiento, se le hacía de noche en la zona francesa y desde 6,75 no te quiero ni contar porque me pongo a llorar con los tiradores que tenemos, aún asi, con todo y con eso nos fuimos al último cuarto arriba (42-43). El final del partido confirmó lo que ya nos veníamos oliendo todos, Francia continuó con su “Catenaccio” baloncestístico y metiendo algún que otro triple. Con 3 minutos por jugarse estábamos 5 abajo, en estos momentos, que es cuando normalmente salen al rescate las estrellas, esta vez no pudo ser, una pérdida de balón y un mal ataque llevado por Ricky apeó a España de un mundial que podría haber sido el broche de oro a una generación que no se volverá a repetir.

orengaEstá claro que no estuvimos ayer, que son muchos partido en muy poco tiempo y que los nuestros (la mayoría) ya no están para estos trotes, también destacar las malas sensaciones de un Orenga que se vio superado en todo momento por su homólogo francés y por sus malas decisiones. La primera de ellas fue mantener en pista a Marc todo el tiempo 29 minutos cuando el mediano de los Gasol estaba en 2/9 y otra que quizás pueda ser mas discutida o no, que viene siendo la tónica desde el pasado europeo, que es no darle el timón del equipo al mejor base de nuestra selección, Jose Manuel Calderón. El de Villanueva de la Serena se ha visto relegado a una posición que no es la suya debido a la obstinación de un técnico que es muy fan de Ricky, olvidando por completo las necesidades del equipo en el partido que le estaban planteando. Ricky y el Chacho son dos muy buenos bases para partidos de ida y vuelta, caóticos y que necesiten de un agitador que rompa el esquema, pero no están para llevar al equipo en partidos lentos como el de ayer, que es donde Calde está como pez en el agua.

Críticas y opiniones a parte es momento de dar las gracias a este grupo por habernos hecho disfrutar tanto, se acaba una generación fantástica de jugadores que nos han dado 1 mundial, 2 Europeos, 2 platas olímpicas poniendo en jaque a los mejores equipos de USA del momento y han puesto a nuestro país en el mapa baloncetístico europeo. Gracias chicos, gracias por estos 8 años de alegrías, por hacer que todo un país se paralice para veros jugar, por hacer parecer mortales a los que mejor juegan a esto del planeta y, por encima de todo, por hacernos disfrutar como niños todo este tiempo. Hasta Siempre.

Batacazo, si. Pero Gracias.
Amante y ex-jugador de este deporte, siguiendo desde hace más de 10 años la actualidad de la NBA, intentará atraer a nuevos seguidores a esta Liga y enganchar aún más a los que ya lo son.

Sin Comentarios



Tu puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja tu Comentario